<XMP><body><!--'"</title></head>--> <script type="text/javascript"> //OwnerIQ var __oiq_pct = 50; if( __oiq_pct>=100 || Math.floor(Math.random()*100/(100-__oiq_pct)) > 0 ) { var _oiqq = _oiqq || []; _oiqq.push(['oiq_addPageBrand','Lycos']); _oiqq.push(['oiq_addPageCat','Internet > Websites']); _oiqq.push(['oiq_addPageLifecycle','Intend']); _oiqq.push(['oiq_doTag']); (function() { var oiq = document.createElement('script'); oiq.type = 'text/javascript'; oiq.async = true; oiq.src = document.location.protocol + '//px.owneriq.net/stas/s/lycosn.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(oiq, s); })(); } /////// Google Analytics var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-21402695-21']); _gaq.push(['_setDomainName', 'angelfire.com']); _gaq.push(['_setCustomVar', 1, 'member_name', 're4all', 3]); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })(); ////// Lycos Initialization ///////////////////// var lycos_ad = Array(); var lycos_search_query = ""; var lycos_onload_timer; var cm_role = "live"; var cm_host = "angelfire.lycos.com"; var cm_taxid = "/memberembedded"; var angelfire_member_name = "re4all"; var angelfire_member_page = "re4all/historia_re4wii.html"; var angelfire_ratings_hash = "1487629280:124dcd1a90d34809e76d51ce7af8f001"; var lycos_ad_category = null; var lycos_ad_remote_addr = "54.197.185.157"; var lycos_ad_www_server = "www.angelfire.lycos.com"; var edit_site_url = "www.angelfire.lycos.com/landing/landing.tmpl?utm_source=house&utm_medium=landingpage&utm_campaign=toolbarlink"; </script> <script type="text/javascript" src="http://scripts.lycos.com/catman/init.js"></script> <script type='text/javascript'> var googletag = googletag || {}; googletag.cmd = googletag.cmd || []; (function() { var gads = document.createElement('script'); gads.async = true; gads.type = 'text/javascript'; var useSSL = 'https:' == document.location.protocol; gads.src = (useSSL ? 'https:' : 'http:') + '//www.googletagservices.com/tag/js/gpt.js'; var node = document.getElementsByTagName('script')[0]; node.parentNode.insertBefore(gads, node); })(); </script> <script type='text/javascript'> googletag.cmd.push(function() { googletag.defineSlot('/95963596/ANG_300x250_dfp', [300, 250], 'div-gpt-ad-1450207484070-0').addService(googletag.pubads()); googletag.enableServices(); }); </script> <script type='text/javascript'> googletag.cmd.push(function() { googletag.defineSlot('/95963596/ANG_above_728x90_dfp', [728, 90], 'div-gpt-ad-1450207484070-1').addService(googletag.pubads()); googletag.enableServices(); }); </script> <script type='text/javascript'> googletag.cmd.push(function() { googletag.defineSlot('/95963596/ANG_below_728X90_dfp', [728, 90], 'div-gpt-ad-1450207484070-2').addService(googletag.pubads()); googletag.enableServices(); }); </script> <script type="text/javascript"> (function(isV) { if (!isV) { return; } //this.lycos_search_query = lycos_get_search_referrer(); var adMgr = new AdManager(); var lycos_prod_set = adMgr.chooseProductSet(); var slots = ["leaderboard", "leaderboard2", "toolbar_image", "toolbar_text", "smallbox", "top_promo", "footer2","slider"]; var adCat = this.lycos_ad_category; adMgr.setForcedParam('page', (adCat && adCat.dmoz) ? adCat.dmoz : 'member'); if (this.lycos_search_query) { adMgr.setForcedParam("keyword", this.lycos_search_query); } else if (adCat && adCat.find_what) { adMgr.setForcedParam('keyword', adCat.find_what); } for (var s in slots) { var slot = slots[s]; if (adMgr.isSlotAvailable(slot)) { this.lycos_ad[slot] = adMgr.getSlot(slot); } } adMgr.renderHeader(); adMgr.renderFooter(); }((function() { var w = 0, h = 0, minimumThreshold = 300; if (top == self) { return true; } if (typeof(window.innerWidth) == 'number' ) { w = window.innerWidth; h = window.innerHeight; } else if (document.documentElement && (document.documentElement.clientWidth || document.documentElement.clientHeight)) { w = document.documentElement.clientWidth; h = document.documentElement.clientHeight; } else if (document.body && (document.body.clientWidth || document.body.clientHeight)) { w = document.body.clientWidth; h = document.body.clientHeight; } return ((w > minimumThreshold) && (h > minimumThreshold)); }()))); window.onload = function() { var f = document.getElementById("lycosFooterAd"); var b = document.getElementsByTagName("body")[0]; b.appendChild(f); f.style.display = "block"; document.getElementById('lycosFooterAdiFrame').src = '/adm/ad/footerAd.iframe.html'; // Slider Injection (function() { var e = document.createElement('iframe'); e.style.border = '0'; e.style.margin = 0; e.style.display = 'block'; e.style.cssFloat = 'right'; e.style.height = '254px'; e.style.overflow = 'hidden'; e.style.padding = 0; e.style.width = '300px'; })(); // Bottom Ad Injection ( function() { var b = document.getElementsByTagName("body")[0]; var iif = document.createElement('iframe'); iif.style.border = '0'; iif.style.margin = 0; iif.style.display = 'block'; iif.style.cssFloat = 'right'; iif.style.height = '254px'; iif.style.overflow = 'hidden'; iif.style.padding = 0; iif.style.width = '300px'; iif.src = '/adm/ad/injectAd.iframe.html'; var cdiv = document.createElement('div'); cdiv.style = "width:300px;margin:10px auto;"; cdiv.appendChild( iif ); if( b ) { b.insertBefore(cdiv, b.lastChild); } })(); } </script> <style> #body .adCenterClass{margin:0 auto} </style> <div style="background:#abe6f6; border-bottom:1px solid #507a87; position:relative; z-index:9999999"> <!-- Search Box --> <form name="search" onSubmit="return searchit()" id='header_search' > <input type="text" placeholder="Search" size=30 name="search2" value=""> <input type="button" value="Go!" onClick="searchit()"> </form> <style> form#header_search { width: 916px; margin: 0 auto 8px; position: relative; } form#header_search input { height: 40px; font-size: 14px; line-height: 40px; padding: 0 8px; box-sizing: border-box; background: #F4F2E9; border: 1px solid #BBB8B8; transition: background-color 300ms ease-out, color 300ms ease; } form#header_search input[type="text"] { width: 100%; } form#header_search input[type="text"]:focus { border-color: #A2D054; background-color: #fff; box-shadow: 0 0px 12px -4px #A2D054; } form#header_search input[type="button"] { position: absolute; top: 1px; right: 1px; opacity: 1; background: #DFDCCF; color: #463734; width: 125px; cursor: pointer; height: 38px; border: none; } form#header_search input[type="text"]:focus ~ input[type='button']:hover, form#header_search input[type='button']:hover { background-color: #A5CE56; color: #fff; } form#header_search input[type="text"]:focus ~ input[type='button'] { background-color: #52AEDF; color: #fff; } </style> <script> function searchit(){ // determine environment var search_env if (lycos_ad_www_server.indexOf(".pd.") > -1) { search_env = 'http://search8.pd.lycos.com/web/?q='; } else if (lycos_ad_www_server.indexOf(".qa.") > -1) { search_env = 'http://search8.qa.lycos.com/web/?q='; } else { search_env = 'http://search8.lycos.com/web/?q='; } var search_term = encodeURIComponent(document.search.search2.value) var search_url = search_env+search_term; window.open(search_url); return false } </script> <!--end search box --> <img src="http://sp-log.lycos.com/af_dr.gif" height="1" width="1" /> <div class="adCenterClass" style="display:block!important; overflow:hidden; width:916px;"> <a href="http://www.angelfire.lycos.com/" title="Angelfire.com: build your free website today!" style="display:block; float:left; width:186px; border:0"> <img src="/adm/ad/angelfire-freeAd.jpg" alt="Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!" style="display:block; border:0" /> </a> <div id="ad_container" style="display:block!important; float:left; width:728px "> <script type="text/javascript">document.write(lycos_ad['leaderboard']);</script> </div> </div> </div> <!-- ///////////////////////////////////// --> <script type="text/javascript">document.write(lycos_ad['slider']);</script> <div id="lycosFooterAd" style="background:#abe6f6; border-top:1px solid #507a87; clear:both; display:none; position:relative; z-index:9999999"> <div class="adCenterClass" style="display:block!important; overflow:hidden; width:936px;"> <div id="aflinksholder" style="float:left; width:186px;"> <a href="http://www.angelfire.lycos.com/" title="Angelfire.com: build your free website today!" style="display:block; border:0"> <img src="/adm/ad/angelfire-freeAd2.jpg" alt="Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!" style="display:block; border:0" /> </a> </div> <iframe id="lycosFooterAdiFrame" style="border:0; display:block; float:left; height:96px; overflow:hidden; padding:0; width:750px"></iframe> </div> </div> </xmp>
 

 

 

 


LA HISTORIA DE RESIDENT EVIL 4


NOTA: Si no has jugado el juego, te recomiendo no leer el contenido de ésta página!

El Reporte Kennedy


- La Aldea -

Recibí entrenamiento especial por via de una organización secreta la cual estaba bajo el control directo del Presidente. Yo había de asumir la responsabilidad de proteger a la familia del nuevo Presidente.

Fué precisamente antes de que yo asumiera el cargo de proteger a la hija del Presidente, que ella fué secuestrada. Esa es la razón primordial por la que ahora me encuentro en ésta parte solitaria y rural de Europa.

De acuerdo a nuestra inteligencia, obtuvimos información confiable de que se ha visto a una joven que parece tener las mismas características que la hija del Presidente. Aparentemente, un grupo de gente no identificada la tiene secuestrada. Quién habría de imaginarse que mi primer trabajo sería la de llevar a cabo una misión de rescate?.

Dos agentes de la localidad han sido asignados para transportarme a la aldea del grupo no identificado. Cuando logramos llegar al sendero que conduce al asentamiento, los oficiales dan muestras de nerviosismo. Se reusan a auxiliarme en la investigación.

En ruta a la aldea, encuentro en el camino una pequeña cabaña. La puerta de la misma se encuentra abierta y decido entrar en aras de dar con algúna persona que me ayude a encontrar a Ashley. Encuentro dentro a un hombre quien atiza el fuego de una chimenea. Parece quemar algo que despide un olor desagradable.

Al intentar recibir información del tipo, éste reacciona de manera agresiva a mi presencia. Sin tapujo alguno, me exige que me retire. Y cuando le doy la espalda para hacer lo que me pide, el maldito intenta clavarme una hacha en la cabeza.

No tuve otro recurso mas que abrir fuego en defensa propia. Le dispare a las piernas, con la intensión de ponerle fuera de combate. Pero éso no fué suficiente para deternerle. Tuve que dispararle a matar. De inmediato, otros lugareños corren hacia la cabaña, alertados por los disparos.

Antes de que pudiera regresar al exterior, uno de ellos utiliza un camión de carga para arremeter al coche de los policías. Solo alcanzo a escuchar sus gritos y el sonido de metal chocando contra metal. Hunnigan me llama a mi radio, para instruccionarme que me dirija a la aldea de éstos asesinos. Rescatar a Ashley es de suma prioridad.

Pero antes que nada, debo primero hacerme cargo de los maníaticos que rodean la cabaña. Deshacerme de ellos, no resulta tan sencillo como pudiera pensarse. Y es que no tienen miedo alguno a caer victima de mis balas. El dolor, no representa nada para éstos tipos.

No puedo evitar sentir, que ésta situación me ha recordado los horrores de Ciudad Raccoon... creí que las pesadillas habían terminado.

Los cuerpos de éstos individuos no reconocen el dolor. Parecen estar dotados de fuerza sobrehumana. Todo éso me es muy familiar. Demasiado familiar. Pero hay algo diferente en ellos. Es respecto a sus ojos... apesar de la locura que manifiestan, aún me es posible detectar rastros de humanidad en ellos.

Pasado el peligro, camino hacia la entrada de la aldea. Utilizo mis binoculares para espiar a los aldeanos ahí dentro. Estos, dan la impresión de ser muy normales. Sin embargo, ésa noción se vá por la ventana tan pronto y mis ojos descubren lo que se quema en la esplanada de la aldea.

Uno de los policías ha sido capturado y cuelga de un gancho en medio de una hogera. Parece aquello, la fogata de un diabólico aquelarre.

Consumado por la rabia, decido entrar a la aldea, impulsado mas que nunca por la necesidad de dar con la hija del Presidente. Trato de no pensar en lo que ésos salvajes pudieran haberle hecho. Sigilosamente, logro penetrar en una casa de dos pisos. Desafortunadamente, logran detectarme al momento de ingresar en ella. De inmediato, corren en dirección mía, armados con hachas, guadañas y tridentes.

Logro bloquear la puerta de la casa, pero ellos no se detienen ante éso. Comienzan a golpear fuertemente las ventanas y la propia puerta. Comprendo entonces que la barricada no resistirá por mucho tiempo. Los pelos de mi nuca se erizan al momento que escucho que uno de ellos echa a andar una sierra eléctrica. Todo parecía indicar, que éstos no se detendrían hasta que me tuvieran colgado de un gancho, tal y como habían hecho con aquél pobre policía. Estaba preparado para frustar semejante plan, a como diera lugar.

Finalmente, la barricada cedió y apartir de aquél momento, todo se tornó en confusión. Mis pies resbalaban sobre pisos de madera empapados de sangre. Pedazos de materia humana volaban por los aires, impulsados por disparos a quema ropa. El dolor no los detenía. De hecho, sus huesos tronaban cuando les hacía caer de las escaleras, que yo tiraba desde lo alto. Tan pronto y tocaban el suelo, se levantaban para seguir con la pelea.

Adonde yo me dirigiera, ellos me seguían. Me seguían con sus ojos rojos, llenos del mas profundo odio.

Cuando todo parecía indicar que mi fín estaba cerca, una serie de campanadas se escucha por toda la aldea. De inmediato, los aldeanos detienen sus ataques en mi contra y dejan caer al suelo todas sus armas. Me dan la espalda y se enfilan apresuradamente hacia la fuente de las campanadas. Yo les miro alejarse, sin poder dar crédito a lo que sucede a mi alrededor.

En aras de comprender lo que ha ocurrido, regreso a la casa de dos pisos para examinar el cuerpo de uno de los aldeanos que he matado. Le miro de cerca y me pregunto si pudieran tratarse de... no, éstos son diferentes... no se tratan de zombies.

Pero entonces qué son?... Qué ha ocurrido aquí?.


- La Iglesia -

La he encontrado... ella estaba cautiva en la Iglesia. La que está en la cima del cementerio. Ciertamente se muestra algo perturbada. Pero por lo general, está bien de salud. Aunque no del todo, en base a lo que me fué revelado. Pero no lo sabré a ciencia cierta, hasta que la lleve a la base.

Un extraño encapuchado, que se hace llamar Osmund Saddler, la mantenía como rehén. Ese hombre admitió ser el responsable de que la chica haya sido raptada. Su plán consiste en realizar un intercambio con el Presidente. La vida de su hija a cambio de dinero. "Donación", era la palabra que utilizó. Pide una donación para su comunidad religiosa.

Pero lo que me preocupa mas que nada, es que ése tipo mencionó que le había inyectado un "regalo" a Ashley... Y también confirmó lo que yo sospechaba... que soy portador del mismo "regalo". Fué por ésa misma razón que el Alcalde de la aldea me perdonó la vida, cuando invadí su residencia. Por ello me dijo: "Parece que tu cargas la misma sangre que nosotros". Caray, inclusive Hunnigan llegó a sospechar.

Lo que todavía no sabemos, es en qué consiste éste "regalo" que nos han inyectado en el cuerpo. Sea lo que sea... no puede ser algo bueno.


- El Castillo -

Luis Sera, el ex-policía que conocí cerca de la aldea, está al tanto de nuestra condición. Sabe que somos "portadores". Todo indica que Saddler nos ha inyectado con huevos de los parásitos "Las Plagas". Y los huevos han empollado yá. Luis ha ido en busca de una droga que retrasará el desarrollo del embrión. Espero que no se demore. Pues la tos de Ashley empeora cada vez más. Y yo tampoco me encuentro bien.

Buscar refugio dentro del Castillo, fué un gran error de mi parte. El lugar está repleto de "Iluminados". Ahora Saddler ha bloqueado mi línea de comunicación con la base. Y regresar en nuestros pasos, no es una opción. Debemos seguir adelante y encontrar la forma de salir de éste Castillo.


- Sala de Exposición de Municiones -

Me he enterado que Ada Wong es un agente en activo y que efectivamente trabaja para Wesker. Ese bastardo probablemente intenta apoderarse de una muestra del parásito. Seguramente envió a Ada a éste lugar, para que lleve acabo su trabajo sucio. Por que ella le obedece? Acaso es un intento de quedar bien con él, debido a que le debe la vida? Espero que Ada comprenda que Wesker solo lo hizo por interés. En todo caso, me alegra verla de nuevo.

Luis ha sido asesinado por Saddler. Y logró apoderarse de la muestra que él cargaba. Llueve o truene, la recuperaré. También haré que ese maldito anciano pague por lo que le hizo a Luis.


- Catacumbas -

He visitado las minas donde los Ganados aún excavan los fósiles del parásito. De acuerdo a los archivos de Luis que he encontrado, los Iluminados pretenden usar los fósiles para obtener las esporas que contienen. Es por medio de las esporas, que han logrado revivir al parasito de "Las Plagas".

Por cierto... existe una ciudad subterránea debajo del Castillo. Parte de la misma luce muy antigua. He visto relieves babilónicos en las paredes, que muestran creaturas aladas. Supongo que es natural. Considerando que el lugar está infestado por insectos alados.

Todavía estoy en busca de la "Ofrenda del Leon", que es un artefacto que me ayudará llegar hasta la Torre de Salazar.


- Torre de Salazar -

A bordo de un carruaje de minero, he llegado a la superficie de nuevo. Empleé el artefacto que encontré en las catacumbas, para llegar a un salón cercano a la Torre de Salazar. Una vez en la Torre, mis sospechas fueron confirmadas cuando el propio Salazar admitió que Ashley se encontraba dentro del edificio. No tuve opción mas que subir a la cima, para poder rescatarle.

Desafortunadamente, llegué arriba demasiado tarde. Ashley había sido transportada a una Isla cercana. Antes de intentar ir tras su rastro, primero tuve que hacerme cargo de Salazar y de su "mano izquierda". Pobre diablo. Nunca se dió cuenta que Saddler lo manejaba como a un títere.

Ahora... tengo que encontrar una manera de llegar a la Isla.


- Cuarto de Boiler -

Encontré a Ashley, solo para perderla de nuevo. Saddler la tiene ahora. Parece que el embrión dentro de ella se desarrolla rapidamente. Saddler la domina por completo. Por mi parte, trato de conservar mi cabeza. Pero pienso que no pasará mucho tiempo, para que termine siendo otro títere del encapuchado. Tengo que encontrar una cura!



- Cuarto del trono de Saddler -

Me he topado con un "fantasma". Nunca esperaba encontrarme de nuevo con Krauser. Siempre fué un estuche de monerías y hoy ciertamente no me decepcionó. Me confesó que fué él quien originalmente raptó a Ashley. Era una forma de ganarse la simpatía de Saddler. Presentándole a la chica como un obsequio. Sin embargo, todo fué inútil, pues el viejo fanático no parece soportar a los americanos.

Lo que fué mas relevador del encuentro, es que Krauser dejó escapar que pretende revivir a Umbrella. Desconozco como planea llevar a cabo tal proeza. Pero casi puedo asegurar que la muestra de La Plaga de Saddler, tiene algo que ver en ello.

Me aseguraré que nunca se apodere de ella.


- La Fortaleza en la Isla -

Parece que Krauser ha pasado a mejor vida. El pobre idiota vendió su alma a Umbrella y terminó cayendo en flamas tal y como la corporación asesina que tanto admiraba. Mentiría si dijera que le echaré de menos.



- La Tumba Perdida -

Diablos! He estado tan ocupado manteniendome en la delantera con respecto a mis enemigos, que olvidé tomar el anti-parásito que me dió Luis. A causa de ése fallo, casi aniquilo a Ada... mas bien, el parásito casi la mata. Ha empezado a manifestarse atravez de mí.

Por suerte, Ada sabe muy bien cómo cuidar de sí misma.

Aún estoy deprimido por lo de Mike... Ese bastardo le asesinó! Saddler conocerá mi furia y juro que lo mataré con mis propias manos!

D-debo mantener la calma. Si no encuentro pronto a Ashley... será demasiado tarde.



( El resto de las páginas han desaparecido... )




Juega Resident Evil 4 para que te enteres cómo termina todo!





Regresa a la página de RE4 Wii Edition



 

   
 


© Resident Evil 4 All es una producción de Anakenobi (Pikminister). Esta NO es una página official de Resident Evil/Biohazard. Es creada al 100% por un fan de la afamada franquicia de Capcom, con cuya compañia no existe vínculo alguno.

© ALL RIGHTS RESERVED. RESIDENT EVIL, CAPCOM and the CAPCOM LOGO are registered trademarks of CAPCOM CO., LTD. All other trademarks are owned by their respective owners.

© Nintendo GameCube, DS and Wii logo are trademarks of Nintendo of America & of Japan.

© PlayStation 3, PS3 logo and "PLAYSTATION" are registered trademarks of Sony Computer Entertainment Inc.

© Xbox, Xbox 360 and the Xbox 360 logo are trademarks of Microsoft Corporation.

Utilizar de preferencia el navegador Internet Explorer Versión 5.5 o superior para ver el contenido de Resident Evil 4 All. Otros navegadores pueden tener dificultad en desplegar la página como fué originalmente diseñada. Si eres usuario del FireFox, trata de utilizar la versión más actualizada.

 

 

 

residentevil4all S.T.A.R.S. Sweet Home Resident Evil Biohazard resident evil 4 resident evil 3 resident evil 2 RE-make REmake Wii GameCube Nintendo DS Playstation PS2 PS3 GC Leon S. Kennedy Ashley Graham Saddler Jack Krauser Ada Wong Lisa Trevor Ramon Salazar Jill Valentine Chris Redfield Ganados Claire Redfield Rebecca Chambers Tyrant Nemesis Code: Veronica Deadly Silence Raccoon City T-Virus G-Virus Progenitor Virus Plagas Shinji Mikami Capcom Shigeru Miyamoto Verdugo Billy Coen Luis Sera Enrico Marini Albert Wesker Sales Numbers Unit Sales <XMP></body></xmp>